Que nunca se te olvide

No, que no se te olviden todas
esas veces que caíste y sin
preguntarle a nadie te volviste a
levantar.

Cuando te hicieron sentir culpable
por algo que no hiciste, cuando
lloraste 6 días pero al séptimo
sonreíste.

Que no se te olviden tus cicatrices
ni todo lo que sufriste para llegar
hasta acá, que aveces es
necesario perder un poco para
poder ganar.

Que nunca se te olvide que la
soledad es buen refugio para
sanar, que para ser completamente
libre se debe aprender a
perdonar.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 8 =